Páginas vistas la semana pasada

martes, 9 de diciembre de 2008

LOS NIÑOS CON VIH EN ÁFRICA SUBSAHARIANA MUESTRAN LA DOLOROSA DESIGUALDAD EN LA LUCHA CONTRA EL SIDA

MÉDICOS SIN FRONTERAS
Países desarrollados: La transmisión de madres a hijos se ha reducido por debajo del 1%.
Países en desarrollo: Las tasas de transmisión alcanzan entre el 25 y el 45%.
Esta es la prueba de una disparidad terrible en las estrategias de lucha contra el SIDA a nivel global.

2,2 de los 2,5 millones de niños con VIH en el mundo, viven en África Subsahariana.

En Busia, MSF lleva a cabo un programa de SIDA desde el año 2000. Busia está situada
al oeste de Kenya cerca del Lago Victoria.
Allí MSF ha implementado la atención y prevención del VIH/SIDA a
niños y adultos.
Así mismo se está haciendo hincapié en el PMTCT (prevención de la transmisión materno-infantil)
y en el Home Based Care- atención y seguimiento domiciliarias-. Ambas herramientas han sido claves a la
hora de prevenir el avance del SIDA en niños, y por otro lado, de asegurar la adherencia a los tratamientos
de los pacientes que toman ARVs.


MSF empezó a proporcionar la terapia antirretroviral a niños en diciembre de 2000. Hoy, MSF está tratando
a casi 100.000 pacientes con ARV en más de 30 países, de los cuales el 7% son niños menores de 15 años.

( Madrid, 28 de Diciembre de 2007.- Hace apróx. un año)

3 comentarios:

Lúa dijo...

ya se sabe lo que pasa en los países que llamamos del 3º mundo con muchas enfermedades, pero siempre hay organizaciones como esta que intentan luchar por estas personas, aunque sea despacio; es la hipocresía del ser humano...un besito.

Mar dijo...

No hay que dejarlos de la mano, ya que son los conejillos de indias de los paises potenciales (por no decir otra cosa)
Para ellos si es una lucha levantarse cada dia...

Besitosssssss

weblara dijo...

Es terrible, yo tuve en acogida a una niña subsahariana y con su poquito de español, me explicaba barbaridades de su poblado, de enfermedad y tristeza.
Una auténtica tragedia, que la tienen escondida detrás de la cortina.
Besucos!