Páginas vistas la semana pasada

jueves, 24 de mayo de 2012

Los enfermos de sida se quedan sin ayudas regionales

JOSÉ LUIS CÁMARA | Santa Cruz de Tenerife
Obligado por la crisis, el Gobierno de Canarias ha emprendido una importante labor de maquillaje de los Presupuestos de la Comunidad Autónoma, con el objetivo de cumplir los parámetros de déficit impuestos por Madrid.
Ello ha forzado a todas las consejerías a sacar la tijera y hacer encaje de bolillos con sus partidas, siempre bajo la supervisión de los responsables del área de Economía y Hacienda. Ésta no ha dudado a la hora de recortar gastos, para “mantener la estabilidad y contrarrestar la debilidad económica, garantizando al mismo tiempo los servicios básicos para la sociedad”. Eso es, literalmente, lo que dice la propuesta de acuerdo adoptada el pasado 30 de marzo por el Consejo de Gobierno, que entre otros, decidió anular créditos por más de 141.000 euros para las ONG y entidades que trabajan en la asistencia y prevención del VIH/sida en las Islas.
Dicho recorte, según denuncian las citadas asociaciones, “pone en peligro” proyectos y acciones que llevan más de dos décadas funcionando, como son los casos de las unidades de prevención de Cruz Roja, Médicos del Mundo, la Asociación Amigos contra el Sida o Unapro. En total, más de 3.000 usuarios se verán afectados por el cierre de estos servicios, que se añade a las restricciones llevadas a cabo por otras administraciones, como cabildos y ayuntamientos.
Desde el Área de Exclusión Social de Médicos del Mundo en Canarias dejan claro que el tijeretazo a los programas de asistencia y prevención supone un “golpe muy duro”, ya que se añade al cierre del programa asistencial que ofrecía el Servicio de Promoción de la Salud de la Dirección General de Salud Pública. Además, a escala estatal también se prevé un sensible descenso en las partidas destinadas al Plan Nacional contra el sida, lo que según las ONG puede provocar un aumento de los casos de VIH en nuestro país. En este sentido, desde Médicos del Mundo alertan de que “las demandas de atención han crecido en el último año y hay muchas personas a las que se les está negando el tratamiento, especialmente inmigrantes en situación irregular”.
Una afirmación que suscriben en Cruz Roja, cuya unidad de prevención y su servicio de atención directa en Gran Canaria dejarán de percibir 57.000 euros. “Dicen que intentarán desviar dinero de otras partidas, pero está complicado”, recalcan desde la organización humanitaria. Más flagrante si cabe es el caso de la Unión para la Ayuda y Protección de las personas afectadas por VIH/sida (Unapro), a la que el Ayuntamiento de Santa Cruz de Tenerife concedió por unanimidad en diciembre de 2010 una ayuda de 9.500 euros, cantidad que todavía no ha recibido.
Fuente: diariodeavisos.com

2 comentarios:

Ligia dijo...

Ya lo había leído en los periódicos locales y creo que no tienen vergüenza... Abrazos

lua dijo...

DESDE LUEGO lIGIA CON LA SALUD NO SE MERCADEA. ABRAZOS PARA TI TAMBIEN. GRACIAS POR LEERNOS.