Páginas vistas la semana pasada

miércoles, 4 de abril de 2012

Sin plan y con sida.


Sombreros de colores

Miradas a 2 perspectivas de la sanidad y la salud


 Por Joan Carles March Cerdà

El Plan Nacional sobre el Sida, financiado el año pasado con unos 6 millones de euros (entre subvenciones, transferencias a las comunidades autónomas y la propia actividad el plan) dirigidos a la prevención y a la atención de enfermos, se diluye como entidad.
El programa, que tenía 2 patas, una destinada a las ONG y otra que gestionaban las comunidades, ha perdido esta última parte. Queda, por tanto, una partida de tres millones de euros para “actividades de lucha contra el sida”. Por esta partida, también la hemos visto matizada en el apartado de su dilución por una reducción de la partida presupuestaria dedicada al sida,
¿Qué es y ha sido el Plan Nacional de Sida? 
  • Acuerdo del Consejo de Ministros del 5 de junio de 1987, por el que se crea la Comisión Nacional de Coordinación y Seguimiento de Programas de Prevención del SIDA, y se habilitan medios para la adopción de medidas de control de esta enfermedad.
  • Real Decreto 592/1993 , de 23 de abril, por el que se determina la composición y el funcionamiento de la Comisión Nacional de Coordinación y Seguimiento de Programas de Prevención del Sida (BOE de 7.5.1993). Está formada, bajo la dirección del Ministerio de Sanidad y Consumo, por representantes, entre otros, (del Instituto de Salud Carlos III y del Plan Nacional sobre Drogas), y de otros Ministerios, junto a  autoridades locales, organizaciones profesionales (médicos, enfermeras, farmacéuticos y dentistas) y organizaciones no gubernamentales relacionadas con el SIDA.
  • La Comisión Nacional tiene una unidad administrativa, la Secretaría, y su trabajo se distribuye en las siguientes áreas:  epidemiología, prevención, asistencia, investigación y relaciones internacionales.
  • El Consejo Asesor Clínico , creado como entidad asesora de la Comisión Nacional en el Real Decreto 592/1993, está compuesto por profesionales de reconocido prestigio en los campos de la investigación, la asistencia y la salud pública del sida, expertos en el Derecho médico y la Bioética y una representación del movimiento ciudadano. Tiene el objetivo de coordinar y supervisar las acciones que se emprendan desde el Plan Nacional de Sida.
  1. Las tasas de nuevos diagnósticos de VIH son similares a las de otros países de Europa occidental, aunque superiores a la media del conjunto de la Unión Europea.
  2. El VIH se transmite mayoritariamente por vía sexual.
  3. La transmisión entre Hombres que tiene relaciones con hombres (HSH) es ya la categoría mayoritaria, y su influencia crece año a año.
  4. Las personas de otros países suponen una parte relevante de los nuevos diagnósticos.
  5. El diagnóstico tardío es muy importante, y tan sólo ha descendido entre los HSH.
  6. Aunque ralentizada en los últimos años, continúa la tendencia descendente de los nuevos casos de sida iniciada tras la introducción de los tratamientos antiretrovirales de gran actividad  a mediados de la década de los 90
Año 2010: Se notificaron 2.907 nuevos diagnósticos de VIH , lo que supone una tasa de 88,5/millón de habitantes. El 82% eran hombres y la mediana de edad fue de 35 años. La transmisión en hombres que mantienen relaciones sexuales con hombres (HSH) fue la más frecuente, 46%, seguida de la heterosexual, 33%, y la que se produce entre usuarios de drogas inyectadas (UDI), 6%. El 38% de los nuevos diagnósticos de infección por el VIH se realizó en personas originarias de otros países. El 45% del global de los nuevos diagnósticos presentaron diagnóstico tardío.
Tendencia periodo 2004-2010: Se aprecian diferentes tendencias en la incidencia de nuevos diagnósticos de VIH según mecanismo de transmisión: la tendencia es descendente en UDI (18,9/millón de habitantes en 2004 frente a 6,7/millón en 2010); en la transmisión heterosexual las tasas tienden a estabilizarse, sobre todo teniendo en cuenta el retraso en la notificación; y aumentan claramente los nuevos diagnósticos en HSH (56,5/millón población masculina en 2004 frente a 79,3 en 2010). Aunque, a lo largo del periodo, el número de personas extranjeras aumenta sólo moderadamente (475 en 2004 frente a 533 en 2010) el porcentaje que representan es creciente. El diagnóstico tardío disminuye en el grupo de HSH desde 51% en 2004 hasta 38% en 2010, lo que repercute sobre los datos globales.
DESDE EL INICIO DE LA EPIDEMIA DE SIDA EN ESPAÑA, se han notificado un total  de 80.827 casos de sida. Con respecto al 2009, en el año 2010 se evidenció un descenso del 16% en el número de casos entre los varones y un 18% entre las mujeres. Esta tendencia descendente se observa en las tres principales categorías de transmisión. La proporción de casos de sida en personas cuyo país de origen no es España ha ido subiendo progresivamente desde el año 1998 hasta alcanzar el 27% en 2010.
Reacciones ante la noticia de dilución o recorte presupuestario del Plan nacional del Sida
  1. Paco Rodríguez, gerente de la coordinadora estatal de las ONG que trabajan en el ámbito del VIH (Gesida), explica que el dinero transferido a las comunidades dentro del plan sobre el sida se destinaba, hasta estos nuevos presupuestos, a la financiación de organizaciones sin ánimo de lucro locales o autonómicas. Entidades especializadas en atención y prevención del sida que prestaban atención a cosas a las que el sistema público no llegaba, como planes de apoyo psicológico, por ejemplo. “Es un golpe durísimo a la atención y prevención del VIH y el sida. Muchas de las personas que acuden a esas ONG locales no tendrán a dónde acudir”, afirma Rodríguez. “Organizaciones que si no se han definido en sus estatutos como de ámbito estatal ya no podrán acceder a las ayudas que permanecen en los presupuestos”, explica.
  2. En el Diario progresista, tildan de irresponsable hachazo de imprevisibles consecuencias al Plan Nacional sobre el Sida
  3. Gaspar Llamazares ha dicho que: ”Es una barbaridad suprimir el Plan Nacional sobre Sida, teniendo en cuenta que “es necesaria una coordinación y el desarrollo de medidas de prevención, que cada día son más necesarias”
  4. Esta iniciativa del Gobierno, además, puede abrir el camino a que las ayudas dirigidas a la lucha contra el sida se abran a concurso público, como ya ha hecho Madrid y se ha debatido en Cataluña o Valencia. Lo que implica que se puede presentar a concurso cualquier empresa de servicios, aunque no tenga que ver con salud o prevención.

No hay comentarios: