Páginas vistas la semana pasada

miércoles, 28 de julio de 2010

Los Gobiernos rebajan la ayuda para combatir la epidemia La cumbre de Viena, en la que participan 193 países, alerta sobre las "catastróficas consecue

Las noticias sobre los avances en la lucha contra el sida amenazan con tener un efecto negativo. En lugar de reforzar la convicción de los Gobiernos de que no hay que escatimar esfuerzos, los logros alcanzados en una década conducen, por primera vez, a bajar la guardia. Con el argumento de que hay que ahorrar en tiempos de crisis, los países industrializados que se comprometieron a aportar recursos al fondo mundial contra el sida están reduciendo sus contribuciones para frenar la epidemia, que causa cada año 2,7 millones de muertos.

Bill Gates propone fomentar la circuncisión para reducir el contagio

La alarma ha sido lanzada en la XVIII Conferencia Internacional sobre el Sida, que ha reunido en Viena a 19.300 participantes de 193 países. Denunciando la "indiferencia" de los Gobiernos y la "irresponsabilidad cercana a la negligencia criminal", Julio Montaner, presidente de la Sociedad Internacional del Sida, advirtió de que "dejar de financiar esta lucha sería perder el terreno ganado y eso conduciría definitivamente a una catástrofe".

Los seropositivos bajo tratamiento se han multiplicado por 12 desde 2003 y hoy se eleva a 5,2 millones de pacientes. Se ha demostrado que el cóctel de medicamentos sirve también para prevenir contagios y eliminar la transmisión entre madre e hijo durante la gestación. Pero solo una tercera parte de los infectados tiene acceso a la terapia, mientras quedan 10 millones sin atender.

Como medida de bajo coste, el magnate Bill Gates, quien aporta millones para ayudar a sofocar la epidemia en África, propuso fomentar la circuncisión, que puede reducir en un 50% el contagio del hombre. ONUSIDA y la organización STOP a la Tuberculosis firmaron un acuerdo para combatir esta enfermedad, causa de la muerte de uno de cada cuatro enfermos de sida.

La Organización Mundial de la Salud (OMS) recomendó recetar el cóctel de medicamentos antirretrovirales antes de que aparezcan los primeros síntomas de enfermedades oportunistas; de esta forma se reduciría en un 60% la mortandad. Pero el coordinador de Médicos Sin Fronteras en Sudáfrica, Eric Goemare, lamentó que, debido a la tendencia a retirar fondos, "los países donantes esperan que los médicos receten el tratamiento lo más tarde posible". Los estudios científicos presentados en la conferencia indican que queda mucho camino por recorrer antes de encontrar una vacuna profiláctica o una cura que elimine el VIH.

Ante estas tristes perspectivas, no es de extrañar el exagerado júbilo que causó la presentación del hallazgo hecho por un laboratorio sudafricano de un gel vaginal microbicida que reduce en un 39% el riesgo de contagio y serviría de condón químico para la mujer. Según Michael Sidibé, director de ONUSIDA, se puede hablar por primera vez de "avance y revolución". No obstante, admitió que este gel "todavía deberá ser sometido varios años a extensas pruebas antes de decidir si puede tener aplicación masiva".

La Conferencia se celebró en Viena con el propósito de ejercer presión sobre las autoridades de países de Europa del Este y Asia Central para que respeten los derechos humanos y promuevan la prevención. Pero no se escuchó declaración alguna de dirigentes de dichos países, donde se registra actualmente el foco de sida de más rápido crecimiento.

Fuente: El país.

No hay comentarios: