Páginas vistas la semana pasada

viernes, 28 de agosto de 2009

Una proteína sintética evita la infección con VIH en laboratorio

Investigadores evitan el desarrollo de la enfermedad al bloquear una interacción celular
martes, 18 de agosto, 2009

LUNES, 17 de agosto (HealthDay News/Dr. Tango) -- Investigadores informan que pudieron bloquear las infecciones por VIH en el laboratorio mediante proteínas sintéticas que evitaban que el virus entrara a las células sanas.

En el estudio, los investigadores desarrollaron moléculas sintéticas que interferían con la capacidad de una proteína clave del VIH, llamada gp41, de interactuar con las proteínas en las células anfitrionas.

Al interrumpir la interacción, el VIH no podía infectar a las células, según el estudio que aparece en la edición en línea del 17 de agosto de la revista Proceedings of the National Academy of Sciences.

Las interacciones entre las proteínas ocurren como parte de procesos biológicos, entre ellos las infecciones y el crecimiento tumoral, explicaron los investigadores.

"Cuando las proteínas se juntan, hay mucha transferencia de información, y con frecuencia bloquear tal flujo sería deseable", apuntó Samuel Gellman, profesor de química de la Universidad de Wisconsin-Madison, en un comunicado de prensa de la institución.

Los intentos anteriores de evitar la infección al interferir con las interacciones de las proteínas de manera selectiva han tenido un éxito limitado, contó. La mayoría de fármacos no son eficaces para bloquear las interacciones entre proteínas.

Los péptidos, pequeños trozos de proteínas, han resultado algo eficaces, pero son descompuestos con facilidad por las enzimas del organismo, según el comunicado de prensa.

Las nuevas moléculas sintéticas, parecidas a los péptidos, no tienen ese problema debido a una estructura modificada que las enzimas tienen problemas para reconocer.

En el estudio, las moléculas sintéticas interactuaron con el gp41 para evitar que el virus infectara las células anfitrionas. Las moléculas sintéticas fueron alteradas para mejorar su capacidad de soportar la degradación enzimática, pero retuvieron la forma tridimensional necesaria para reconocer a la proteína gp41 del VIH.

"Deseábamos encontrar un lenguaje alternativo, una manera distinta de expresar la información que las proteínas expresan para poder interferir con una conversación que una proteína tiene con otra", explicó Gellman.

La idea se muestra promisoria para el desarrollo de tratamientos para otras interacciones entre proteínas que causan enfermedades, entre ellas la influenza y el virus del Ébola, añadió Gellman.

El estudio se financió mediante subvenciones de los Institutos Nacionales de Salud de EE. UU.


Artículo por HealthDay, traducido por Hispanicare


FUENTE: University of Wisconsin-Madison, news release, Aug. 17, 2009
MedlinePlus

1 comentario:

lua dijo...

al fin volvi, y muy alegre de ver tantas buenas noticias! besos y saludos!!