Páginas vistas la semana pasada

miércoles, 13 de mayo de 2009

Los siete mitos sobre el SIDA.



La comunidad internacional reconoce sus logros y fallos al combatir la epidemia.


Alerta de las falsas creencias sobre el VIH que podrían hacer peligrar la ayuda.


Según el Fondo Global y Onusida.


Siete, como los enanitos de Blancanieves. Los organismos internacionales que tratan de frenar la epidemia de sida, como el Fondo Global de la Lucha contra el Sida, la Tuberculosis y la Malaria, ONUSIDA y la Alianza Gavi , han identificado siete mitos que han surgido recientemente en torno a la enfermedad y que pueden poner en peligro los logros conseguidos hasta la fecha. Por eso, los dirigentes de estos organismos se encargan de desmentirlos en un artículo publicado en 'The Lancet'.
La prevención no funciona: es el primero de los mitos que ha emergido con fuerza en los últimos años. Sin embargo, la evidencia científica sugiere lo contrario. Los autores indican que entre 2005 y 2007, las mujeres embarazadas que tuvieron acceso al tratamiento para evitar la transmisión del virus a sus hijos pasaron de un 14% a un 33%. Como consecuencia, a finales de 2007 se notó, por primera vez, un descenso sustancial en el número de niños que nacieron infectados. Asimismo, los cambios en las actitudes sexuales han reducido las nuevas infecciones en algunos países.
Una solución: Otra idea extendida es que prevenir la transmisión del VIH puede hacerse con una única solución, también llamada la 'bala mágica'. Ésta puede ser la circuncisión de todos los hombres, que la prueba del sida sea universal y obligatoria o la administración de terapia antirretroviral inmediatamente después de un posible contagio. Los expertos consideran que esta aproximación es "irresponsable". "Si algo hemos aprendido en estos 27 años que llevamos viviendo con el VIH es que una prevención eficaz depende de la combinación de distintas estrategias adaptadas a cada contexto", indican los autores.
La transmisión por vía heterosexual es rara fuera de África: Para desmentir este mito, el Fondo Global remite a las epidemias generalizadas en Haití y Papúa Nueva Guinea, donde los contagios entre los trabajadores del sexo a sus clientes y de éstas a sus parejas estables están disparando el número de seropositivos.
Se gasta demasiado dinero en sida: "Teniendo en cuenta que el sida sigue siendo la primera causa de muerte en África y la sexta en todo el mundo, la inversión destinada a luchar contra la enfermedad aún no es suficiente", zanjan los organismos internacionales.
La financiación se hace a costa de otras necesidades sanitarias: Es cierto que los programas para luchar contra el sida han puesto de manifiesto las carencias y la debilidad de los sistemas sanitarios de los países en vías en desarrollo. Pero precisamente, esta ayuda monetaria destinada a combatir el VIH también ha contribuido a mejorar los servicios médicos de estos lugares. De hecho, el 35% del dinero que recibe el Fondo Global se usa para financiar las infraestructuras, el equipo sanitario y al personal.
Mejorar los sistemas de salud solucionaría el problema: No hay duda de que contar con buenas clínicas y con recursos suficientes para tratar a los seropositivos mejoraría mucho la situación. No obstante, no basta sólo con eso, pues los cambios de comportamientos sexuales y las tareas de educación necesarias para evitar nuevas infecciones no se pueden olvidar.
La epidemia de sida ha sido en parte solucionada: Aunque en los últimos tiempos se han producido importantes avances en la lucha contra el sida, "sólo estamos en los inicios y, de ninguna manera, este problema de salud está cerca de desaparecer", afirman. "Ahora entramos en una nueva fase para el control de la epidemia y para ello necesitamos una respuesta sostenida en el tiempo".Una historia con fallos
En un ejercicio de autocrítica, los organismos que hacen frente al VIH, reconocen que a lo largo de estas casi tres décadas han cometido errores. "En primer lugar, al comienzo de la epidemia, al principio de los 80, infravaloramos el efecto global y devastador que tendría la enfermedad", señala el director del Fondo Global, Michel Kazatchkine.
Estos expertos indican que tampoco supieron ver el impacto que tendría el estigma y la discriminación y como obstaculizarían la lucha contra la enfermedad. Asimismo y aunque se han realizado destacables avances en el tratamiento contra el sida, "sobreestimamos nuestra capacidad para desarrollar soluciones tecnológicas para prevenir la epidemia".
En cuanto a las optimistas predicciones de la Secretaria de los Servicios de Salud de EEUU, Margaret Heckler, en 1984 sobre que "en dos años estaría lista una vacuna eficaz contra el virus", está claro que no pudieron ser más equivocadas. "Aún hoy estamos muy lejos de contar con una vacuna y con un microbicida que eviten las infecciones", indican los expertos.


Fuente: apoyopositivo.org

4 comentarios:

Menda dijo...

Pues al menos reconocen también los fallos......

Meninheira dijo...

Nunca escuchara lo de la circuncisión, lo que hay que oir!! :O

Tere dijo...

La prevención no funciona por el miedo,ya que da miedo hasta hacerse un análisis de marcadores tumorales para saber si se tiene algún cáncer,¡imagina,hacerse la prueba del sida!,es miedo e inconsciencia.
En segundo lugar se sigue asociando a la homosexualidad,cuando el riesgo radica en las prácticas sexuales,sería demasiado largo detallarlas.
Disponer de unas terapias alarga la vida,pero al mismo tiempo ocasiona otras enfermedades y en cuanto que se gasta mucho dinero en sida,se tendría que considerar que muchas de las investigaciones para esta enfermedad ayudan a prestar atención a enfermedades que han resurgido con ella como la tuberculosis,también se estudia la osteoporosis,los lípidos,etc,etc,todos estos estudios repercutirán en pacientes de estas enfermedades que no lo son de sida.
Me recuerda al caso de que se decía que se gastaba tanto en la industria del automóvil o de los viajes al espacio y,sin embargo,gracias a todas esas investigaciones se han mejorado cientos de actividades cotidianas que han mejorado la vida de todos.
En las enfermedades ocurre igual,se investiga para una y se van comprobando que lo encontrado puede valer para otras.
Abrazos

Tere dijo...

Olvidaba decir que lo preocupante es que a las personas a quienes se les alarga la vida en esta tremenda enfermedad,luego se les abandona en otras situaciones muy importantes,no solo en encontrar trabajo al que tienen que faltar a menudo para hacerse análisis,ir a consultas y demás,sino que para pedir cualquier préstamo personal,hacerse algún seguro sanitario,de vida,de accidentes,etc aparece la inevitable coletilla que si se tiene VIH no es aceptable.
Saludos