Páginas vistas la semana pasada

jueves, 30 de abril de 2009

Conclusiones tras la Conferencia de donantes del FM de lucha contra el VIH/Sida, la tuberculosis y la malaria


Luces y sombras de una reunión contradictoria: consenso en el gran éxito del Fondo Mundial (FM) en la lucha contra las tres enfermedades pero ningún compromiso económico nuevo que permita salvar una brecha de 5.000 millones de dólares.

Con sólo el 1% de los recursos que se espera que el G20 aporte al Fondo Monetario Internacional se salvarían unos 3 millones de vidas y se acabaría con el déficit.
Para Soraya Rodríguez, Secretaria de Estado de Cooperación Internacional, "el Fondo Mundial de lucha contra el VIH/Sida, tuberculosis y malaria tiene impactos claramente positivos en la consecución de los objetivos por los que trabaja", una opinión compartida por todos los donantes de la institución financiera que, no obstante, no han anunciado nuevas aportaciones con lo que la institución sigue afrontando un déficit de, al menos, 5.000 millones de dólares.
Para Vanessa López, portavoz del Comité Local de ONG españolas creado con motivo de la Conferencia de Donantes, "a pesar de que los donantes no han puesto nuevos fondos sobre la mesa, el consenso ante los avances del Fondo debe permitir que los representantes de los diferentes estados vuelvan a sus países con el mensaje de que el Fondo funciona y movilicen recursos dirigidos a superar el déficit". La falta de esos 5.000 millones dificulta la financiación de nuevos programas en 2009 y 2010 y pone en riesgo la vida de miles de personas.
Las ONG españolas e internacionales que han seguido de cerca la reunión de Cáceres piden a sus gobiernos que sean coherentes con su valoración positiva del FM contribuyendo a su viabilidad, haciendo nuevas aportaciones que salven la brecha presupuestaria y fomentando un debate interno que permita cambiar el modelo actual de financiación. En este sentido, "la sociedad civil valora muy positivamente que el Ministro francés de Cooperación, Alain Joyandet, invitara a los demás países a debatir sin miedos sobre nuevos mecanismos de financiación basados en un reparto equitativo de las necesidades del FM", continúa Vanessa López. Si cada estado aportase según su capacidad económica no nos enfrentaríamos a una situación como la actual.
Para la sociedad civil, Cáceres ha puesto las bases de un debate que ha de finalizar con un nuevo sistema de financiación. Además de Francia, Dinamarca, Holanda y Suecia han realizado comentarios que apuntan hacia la necesidad de aplicar un reparto equitativo de las necesidades presupuestarias del FM. Sin embargo, para las ONG presentes en Cáceres, España, como estado anfitrión, debía haber liderado y fomentado la inclusión de este tema en la agenda. Para el Comité Local de ONG era el momento de que España expresara su posición favorable al cambio.
Posibilidades de inversión más allá de la crisis
El dinero necesario para asegurar el trabajo del Fondo y no retroceder en los grandes avances conseguidos en la respuesta global contra el VIH/Sida, tuberculosis y malaria tan sólo representa entre un 1 y un 2% del dinero que se está solicitando a las grandes economías del mundo para el Fondo Monetario Internacional de cara a responder a la crisis financiera. "No es una cuestión de dinero, es una cuestión de dónde se quiere poner el dinero", asegura Asia Russell, Representante de las ONG de países desarrollados ante la Junta Directiva del FM, que enfatiza en que "invertir en el Fondo Mundial es luchar contra la crisis invirtiendo en la economía real, contratando personal médico y logrando personas sanas y más productivas". El FM ha demostrado ser una herramienta eficaz para lograr los Objetivos de Desarrollo del Milenio y acelerar el acceso universal al derecho a la salud.
En un contexto de crisis, las personas afectadas por estas enfermedades se enfrentan a la incertidumbre no sólo de perder su empleo sino de dejar de obtener los medicamentos que el Fondo Mundial está financiando. Por otra parte, no hacerle frente a las tres pandemias de forma adecuada en este momento aumentará los costes futuros de la respuesta que la Comunidad Internacional le da a estas tres enfermedades. Cada año unos 5 millones de personas mueren a causa del VIH, la tuberculosis y la malaria, 15.000 personas cada día; el 90% de ellos viven en los 90 países más pobres del Globo.


Fuente: CESIDA (coordinadora estatal de VIH/SIDA)

1 comentario:

Tere dijo...

Sería una gran noticia que la medicación bajara de precio o los hicieran genéricos,ya que cada persona supone un gasto para la sanidad de un país entre 20 o 25.000 euros por año sin contar pruebas médicas o complicaciones de enfermedades oportunistas,esta pandemia es cara y queda mucho por descubrir,bueno,supongo que ocurre igual con los cientos de tipos de cánceres,todos necesitan mucha investigación y estudios,todo ello supone mucho tiempo,mucho dinero y mucha gente bien preparada.
Abrazos